Tel: 3004216603

Móvil: 3188534803

Ventajas y Desventajas de la exclusividad de las Firmas Inmobiliarias

El plazo de venta se ve reducido si existe exclusividad con una agencia inmobiliaria


Firmar un contrato de exclusividad con una agencia inmobiliaria supone para los propietarios, en la práctica, ceder los derechos de la venta de su vivienda por un tiempo determinado. Este comportamiento, con la crisis, se ha visto aumentado, a tenor de las estadísticas que se manejan las inmobiliarias.

Desde una Inmobiliaria afirman que antes del estallido de la burbuja inmobiliaria el volumen de compraventas que se realizaba al margen de las agencias era del 55%. Por el contrario, siete de cada diez ventas se llevaron a cabo a través de un profesional inmobiliario. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes conlleva para el propietario la toma de esta decisión?

 

Ventajas de la exclusividad inmobiliaria

* Menor tiempo de venta

El plazo de venta de una vivienda, cuando se lleva a cabo a través de la firma de un contrato de exclusividad con una agencia, oscila entre los tres y los seis meses, Este periodo depende de diversos factores, como la zona en la que se ubique el inmueble, sus características, el interés en la comercialización, la inversión o el nivel de demanda que exista en ese momento.

 

Sin embargo, está comprobado que el plazo de venta se ve reducido si existe exclusividad con una agencia inmobiliaria. En concreto, ello se debe a que “las posibilidades de venta aumentan”, ya que la agilidad de los agentes inmobiliarios en exclusiva “es total”, en contra de lo que sucede cuando existe un contrato sin exclusiva o se decide vender la vivienda de forma particular.

 

* Mejor precio por la vivienda

El precio que se consiga por la venta de una vivienda depende de la promoción que se haga del inmueble, además del home staging de la vivienda, indica No obstante, la exclusividad con una agencia inmobiliaria garantiza que la vivienda se oferta a un único precio en el mercado, lo que supone una mayor claridad y máxima transparencia para los compradores.

 

En este sentido, se indica que un contrato en exclusiva conlleva para la agencia un “gran alto grado de responsabilidad”, por lo que este “siempre tratará de conseguir el mejor resultado para sus vendedores y, por lo tanto, el mejor precio posible”. “En este sentido, el agente se convierte en representante de la parte vendedora y en defensor de sus intereses”,

 

*Garantía y seguridad

Los contratos en exclusiva están enfocados a proteger los intereses de la venta, por lo que para garantizar y otorgar seguridad, el agente inmobiliario responsable del mismo ha de conocer la propiedad con detalle, tanto sus características como sus cargas o situación legal. Del mismo modo, la agencia deberá “documentarse primero y asesorar después respecto a precio, mercado, tendencia, competencia, servicios que ofrece, honorarios de la gestión” y, sobre todo, de las responsabilidades y obligaciones acordadas.

 

En esta línea, el contrato que se firme debe fijar el tiempo de la duración de la exclusiva y reflejar en qué condiciones la agencia gestionará la visibilidad del producto inmobiliario en venta. en dicho documento “desde el precio establecido para la venta, como la forma de pago, la disposición de cédula de habitabilidad o el certificado de eficiencia energética”.

 

*Filtro de clientes

Otra de las potencialidades de la venta a través de un contrato en exclusiva con una agencia inmobiliaria viene del lado de los clientes que llegan a ver la vivienda. “al trabajar en exclusiva y ofrecer más servicios” la agencia se debe al vendedor y a una “exhaustiva calificación del cliente comprador”. “Con un contrato en exclusiva no se pierde el tiempo en salir con cualquier cliente que quiere ver viviendas, sino que solamente se hace con aquellos que tienen posibilidades reales de compra y que saben lo que van a hacer”,

 

Del mismo modo, el trabajo en exclusiva conlleva la existencia de un solo interlocutor o un único representante trabajando para la parte vendedora, llegando a existir un cierto grado de especialización en determinados inmuebles dentro de la profesión de agente inmobiliario. Dicha cualidad, “ayuda a llegar más fácilmente a un acuerdo entre las partes”, puesto que el agente inmobiliario “sabe qué servicios ofrecer para desmarcarse del resto”.

 

*Mayor difusión y exposición

El agente inmobiliario es un profesional implicado que busca que la vivienda se venda en las mejores condiciones posibles. De ahí que trabaje en detalle, ofreciendo a los clientes tecnología punta y de vanguardia en sus servicios, “no deja de invertir y pensar cómo conseguir resultados” de impacto en el ámbito de anuncio y exposición del inmueble. “Vivimos en un mercado en cambio y evolución constante, por lo que el cliente es cada vez más exigente y eso nos obliga a ofrecer más y mejores servicios de marketing, donde la innovación es fundamental para estar a la última y destacar”,

 

En paralelo, contar con un contrato en exclusiva con una agencia inmobiliaria hace ganar en calidad informativa al vendedor, pues estos profesionales se encargan de que la información “llegue con detalle no solamente a los compradores”. Así, Sobrino distingue que gracias a la exclusividad, “los clientes eligen las viviendas que quieren ver, saben exactamente lo que van a ver, dónde está y qué calidades y orientación tiene”.

 

*Coste

Como contracara a la agilidad que ofrecen las agencias inmobiliarias para vender una vivienda, se encuentran los honorarios que cobran estas compañías por ejercer de intermediarios. Este coste, suele oscilar entre el 3% y el 5% del precio final de la vivienda. Sin embargo, inciden en que si bien los honorarios de las inmobiliarias “son libres”, en este sector “lo barato sale caro”, motivo por el que los clientes deberían contratar a los agentes “más eficaces” cuyos costes, aun siendo mayores, “se justifican” en el precio de la venta y periodo utilizado para ello.

 

*Incumplimiento de contrato

La exclusividad con una agencia inmobiliaria conlleva la firma de un contrato “no supone ventaja alguna para el vendedor”. En concreto, este abogado considera que con la exclusiva la agencia dispone de un producto inmobiliario para comercializar de manera que “ni el vendedor ni otras agencias pueden intervenir durante la vigencia” de dicho periodo de exclusividad firmada. Es por ello que, en caso de incumplimiento, el vendedor estaría expuesto a ser denunciado y condenador a pagar los honorarios de la agencia, además de los intereses y las costas ya que, “cada vez son más los jueces que dictan a favor de la agencia”.

 

*Intrusismo

Por último, y aunque en el sector de las agencias inmobiliarias en Colombia no suele producirse, pues “casi el 100% de los que ejercen la profesión a espaldas de la legalidad vigente trabaja sin exclusiva”, los vendedores de viviendas también han de estar vigilantes ante una mala praxis de la compañía elegida, consecuencia de su intrusismo en el gremio que constituyen estas organizaciones. Es por ello que si el vendedor detecta alguna ilegalidad “debe denunciar el hecho de manera inmediata”, ya que “va en contra de sus propios intereses trabajar con personas que ejercen de manera ilegal la actividad”.

 


 

 


COMPARTIR:

BÚSQUEDA AVANZADA